Galletas de pistacho con caramelo salado

Estas galletitas se hacen solo con pistachos, sin ningún tipo de harinas, son sin gluten y están de rechupete, son para ocasiones especiales, llevan azúcar, pero al menos sabes exactamente cuanta y tu ya eliges las que te vas a comer ese día, además un toque de sal que nos forma un caramelo salado que te sorprenderá gratamente.

Receta de galletas de pistacho

La receta no puede ser mas fácil, solo requiere un pelín de maña para darles forma, con solo dos ingredientes, pistachos y azúcar, puede ser blanca o de caña.

Necesitamos pistachos repelados, recordar que se hace muy fácilmente escaldándolos en agua hirviendo y luego fría, para después tostarlos ligeramente en el horno, a unos 180º unos 5 o 6 minutos, varía dependiendo de la cantidad de pistachos que tuestes y de la potencia de tu horno, es mejor ir poco a poco para no pasarte de tostado.

Cuando ya estén tostados y aun calientes, hay que picarlos o en un mortero o en algún robot picadora que no te los deje hechos harina, al picarlos añadimos un poquito de sal, al final será el toque sorprendente.

En un cazo prepara caramelo con el azúcar y un chorrito de agua para que no quede demasiado espeso, para cada cucharada de azúcar pon dos de agua, remueve sin parar y cuando esté como un almíbar de espeso mas o menos apártalo del fuego, añádelo a a los pistachos picados y mezcla bien.

Formar las galletas de pistacho

Llega el momento de dar forma a las galletitas, prepara un aro de emplatar de los mas pequeños, también puede ser con otra forma como de corazón o de estrellas, pero recuerda que cuanto mas curvas tenga la forma mas difícil será, pon en ella un poquito de la mezcla de pistachos y azúcar caramelizada y aplasta con los dedos o con un objeto, estará caliente, yo usé un corcho de vino, retira después el molde y si se ha descolocado algo la forma retócalo con los dedos.

Déjalas enfriar sobre un papel de horno o film para que se despeguen bien y cuando estén frías del todo ya estarán listas para rellenar.

El relleno es totalmente opcional, puede ser con helado, yo puse de vainilla, o también puede ser chocolate blanco, negro, nata montada, como la galleta queda dulce es mejor un relleno que no sea mas dulce aún.

Caramelo salado

Sin pensarlo el toque de sal que puse a los pistachos al triturarlos y el caramelo le dieron ese sabor de caramelo salado que tan de moda se ha puesto últimamente y con razón, el contraste está mas que bueno, sorprendente, muy rico y unido al resto de ingredientes ya es para chuparse los dedos.

Recuerda no comértelas todas tu solo, tienen »

smart

azuquita» aunque le pongas de caña, tiene las mismas calorías, comparte esta maravillosa receta.